Gestación: del día 0 al día 42

Perra gestante

La gestación se inicia cuando los óvulos de la hembra son fecundados por los espermatozoides del macho. La fecundación da origen a un huevo fecundado, la mitad de esos cromosomas proceden del padre, y la otra mitad de la madre. Este nuevo ser se denomina “embrión” hasta que alcanza el día 35 de gestación, momento en el cual recibe el nombre de “feto”. Durante el último tercio de la gestación, ya se considera que nos encontramos ante un futuro cachorro.

La primera semana de gestación

Los embriones se mantienen suspendidos en el útero

Hacia el final de la primera semana posterior a la fecundación, los embriones, que se forman en la zona superior del útero, migran hacia los cuernos del útero, donde flotan y se mueven libremente en el líquido uterino.

Consejos prácticos

- Al final del ciclo de celo puedes asear a tu perra como de costumbre, dado que ello no supone ningún riesgo para los embriones.

- Al inicio de la gestación es posible que tu perra muestre un menor apetito, lo que es perfectamente normal.

- Durante la gestación no administres a tu perra ningún tipo de medicamento sin haberlo consultado previamente con el veterinario.

Implantación

Alrededor del día 16 de gestación el embrión se implanta en el útero, donde se irá desarrollando en un proceso denominado “implantación”. Cada embrión es envuelto progresivamente con su propia bolsa amniótica, que le proporcionará todos los nutrientes necesarios hasta el momento de nacer.

Diagnóstico de la gestación

En el momento que consideres que tu perra pueda estar embarazada deberás concertar una cita con tu veterinario, para que éste confirme el diagnóstico, ya sea palpación abdominal o mediante un análisis de sangre. El diagnóstico anticipado te brindará la oportunidad de realizar el seguimiento del progreso y del estado de salud de tu perra a lo largo de toda la gestación. A partir del día 25 es posible realizar una ecografía, que nos proporcionará información referente al número de cachorros. De igual modo, mediante dicha ecografía podremos detectar cualquier posible anomalía.

Cómo alimentar a tu perra

Durante la fase inicial de la gestación (desde el apareamiento hasta el día 42) el objetivo debe ser mantener el peso ideal de tu perra, dado que sus necesidades energéticas se mantienen estables, los embriones no muestran un desarrollo muy significativo y, por lo tanto, no es necesario introducir ningún cambio en el contenido nutricional de la dieta. Continúa proporcionando a tu perra la dieta Health Nutrition habitual, mediante la cual recibirá nutrientes de alta calidad.

Control del peso

Debes pesar a tu perra con cierta regularidad. Un aumento prematuro de peso puede resultar perjudicial para la salud de la perra, dado que los depósitos de grasa en el músculo pueden dificultar el esfuerzo muscular que debe realizarse en el momento del parto, pudiendo provocar distintas complicaciones.

Durante la fase inicial de la gestación (hasta el día 42) el peso de la perra no debe exceder el 110% de su peso ideal.

No es necesario aportar suplementos de calcio

Durante la gestación no es necesario aportar suplementos vitamínicos o minerales si la dieta de la perra es equilibrada. En particular, los suplementos de calcio pueden ocasionar graves trastornos neurológicos. Aunque es poco probable, en caso de que el veterinario lo considere necesario prescribirá un suplemento para tu perra. En ningún otro caso deberás administrarle un suplemento alimenticio.

Los cachorros que aún no han nacido...

Al alcanzar el día 35 de gestación, los embriones se convierten en fetos: ya presentan párpados, los oídos se han formado, se han separado los dedos y todos los órganos han comenzado a desarrollarse.

6ª semana: el momento decisivo

 A partir del día 42, los acontecimientos ocurren. Comienza el tercio final de la gestación, en el que el feto se desarrolla muy rápidamente y gana peso. Por otra parte, el esqueleto, que comenzó siendo un cartílago, se mineraliza y solidifica, y el feto gana peso... En esta última fase previa al nacimiento se produce un crecimiento increíble.

Desde el día 35, la perra necesita una alimentación especial, ¿cómo ha de realizarse la transición?

El cambio debe realizarse de forma gradual en el transcurso de una semana, para garantizar que la perra no experimente ningún trastorno digestivo. Comienza mezclando el nuevo alimento con su alimento habitual y vas incrementando todos los días la proporción del nuevo alimento. El tercer día la mitad de la ración estará compuesta por el nuevo alimento, y al final de la semana la perra ya estará comiendo únicamente el nuevo alimento, es decir, la transición alimentaria se habrá completado en torno al día 42.

Sabías
que

Al final del período de gestación, el peso de la madre no debe exceder el 125% de su peso ideal (en el caso de las razas de tamaño maxi o gigante),

o el 130% de su peso ideal, en el caso de las razas de tamaño mini y mediano.

 

Los cachorros que aún no han nacido...

Las patas se conforman en torno al día 40, posteriormente se desarrolla el pelaje y el esqueleto se osifica.

 Durante este período los cachorros adquieren el 75% del peso que presentan al nacer.

Volver al inicio